ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas,  Seguridad privada

La Fundación Prosegur apuesta por la Educación Inclusiva y de Calidad

Entre las iniciativas educativas impulsadas por la Fundación Prosegur, destaca el programa de Cooperación al Desarrollo Piecitos Colorados, que beneficia actualmente a más de 5.400 menores latinoamericanos

31-01-2024
Piecitos Colorados Colombia - Fundación Prosegur

Recientemente se celebró el Día Internacional de la Educación, una fecha proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas para destacar la importancia fundamental de la educación en la construcción de la paz y el desarrollo. 

La educación, considerada un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva, juega un papel crucial en la lucha por la igualdad de género y la erradicación del ciclo de pobreza que afecta a millones de niños, jóvenes y adultos. 

Organizaciones como la Fundación Prosegur trabajan para promover la educación de calidad y garantizar su accesibilidad en los países donde opera. 

Este objetivo se logra gracias a la puesta en marcha de iniciativas de carácter interno y externo, entre los que destaca el programa de Cooperación al Desarrollo Piecitos Colorados, cuyo objetivo es mejorar la educación integral y la calidad de vida de niños que viven en contextos vulnerables en Latinoamérica y Centroamérica, partiendo de la escuela como motor de cambio y promoviendo el trabajo colaborativo entre la empresa, familias y comunidad.

Piecitos Colorados cuenta actualmente con 39 escuelas activas en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay, que beneficia a más de 5.400 niños y que contribuye a extender la huella social de la Fundación Prosegur en Latinoamérica y Centro América. Desde su inicio en 2006, más de 10.000 menores en la región, se han visto impactados por la iniciativa. 

La acción de Piecitos Colorados inicia con la selección de escuelas en función de unos criterios definidos en su Manual de Trabajo. Una vez elegido el centro, se firma un Convenio de Adscripción con la autoridad educativa local a la que pertenecen, para arrancar de manera transparente y corresponsable, las cuatro fases de su modelo de intervención: infraestructuras, formación nutricional, mejora educativa y deporte

Con un enfoque integral, el programa actúa en diferentes áreas esenciales para el desarrollo del menor: un entorno seguro y apto para el proceso educativo a través de la mejora de las infraestructuras; la formación nutricional para impulsar hábitos saludables de alimentación, aprovechando sus propios recursos o el fomento de la práctica deportiva para su equilibrio físico, extendiendo los valores del trabajo en equipo, el esfuerzo y la sana competencia.

Sin embargo, es en la fase de mejora educativa, donde Piecitos Colorados pone el acento. Sin interferir en los planes de estudio oficiales, se promueve la renovación de las herramientas y los materiales didácticos, así como el desarrollo de metodologías de enseñanza que acerquen a alumnos y docentes a las competencias del siglo XXI, con el objetivo de reducir la brecha educativa en las escuelas. 

Comprometidos con una educación inclusiva y de calidad, y gracias a la acción en alianza con partners especializados, las escuelas trabajan en proyectos de emprendimiento, de ciencias, de fomento de la creatividad y la lectoescritura, así como un primer acercamiento a la robótica y la programación.

Atendiendo un entorno en constante cambio, se ha observado que uno de los desafíos que impactan a la educación es la mitigación de la brecha digital. De acuerdo con las previsiones del Informe del Futuro del Empleo 2023 del Foro Económico Mundial, un 67,7% de empleadores consideran las nociones tecnológicas entre las principales habilidades que buscan en sus empleados. 

El mismo informe prevé que este porcentaje siga creciendo en los próximos cinco años, haciendo de las nociones tecnológicas una herramienta imprescindible para los jóvenes. Este desafío impacta de lleno en el ámbito de la educación, que debe adaptarse a estos cambios para preparar a las nuevas generaciones en las habilidades del futuro desde sus primeros años de formación. 

Gracias a la intervención integral a largo plazo del programa y al trabajo realizado de manera colaborativa entre Prosegur y las comunidades educativas, las escuelas adscritas al programa se han convertido en centros dinamizadores de sus entornos

Potenciando las capacidades humanas y mejorando el aprovechamiento de sus recursos, Piecitos Colorados aspira a lograr a largo plazo la autogestión de las escuelas, un objetivo que ya han alcanzado más de 10 centros que han salido del programa y funcionan autónomamente. 

Actualmente el Programa cuenta con un total de cinco escuelas en Perú, por medio del cual se beneficia a 794 estudiantes. Cada uno de estos centros cuenta con un enfoque en áreas de mejora formativa, siendo estas el deporte, el espíritu emprendedor y el fomento de la lectura.

Consulta más información responsable en las publicaciones Corresponsables.