ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Alimentación y Bebidas,  Informática y Tecnología

BASF e IRRI unen fuerzas para reducir la huella de carbono del arroz

BASF e IRRI estudiarán múltiples opciones para mejorar la agricultura climáticamente inteligente y mejorar la intensidad de carbono en los sistemas de arroz

08-02-2024
Campos de arroz en Filipinas

BASF y el International Rice Research Institute (IRRI) han iniciado una colaboración científica para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de la producción de arroz. Con el nombre de “OPTIMA Rice” (Optimización de la gestión para la reducción de GEI en el arroz), la colaboración con IRRI respalda el compromiso de BASF de permitir la reducción de las emisiones de CO2e (equivalente a dióxido de carbono) en un 30 por ciento por tonelada de cultivo producido para 2030. Se planea un esfuerzo conjunto durante diferentes temporadas de arroz en Filipinas y se llevará a cabo en Laguna, donde ambas organizaciones mantienen centros de investigación para el arroz.

El arroz es uno de los cinco cereales más producidos a nivel mundial y lo consumen unos tres mil millones de personas cada día. Aunque se cultiva en todo el mundo, Asia representa la mayor parte de su producción. Sin embargo, debido a su expansión geográfica y la forma típica de cultivo en los humedales, la producción mundial de arroz con cáscara contribuye alrededor del 10 por ciento del total de las emisiones de GEI del sector agrícola, provenientes principalmente de los arrozales de los humedales continuamente inundados. Debido a esta gran huella de carbono, se estima que la producción de arroz tiene el mayor potencial dentro de la producción de cultivos agrícolas para reducir las emisiones de GEI.

BASF e IRRI planean explorar múltiples aspectos relacionados con el cultivo de arroz climáticamente inteligente. Estos incluyen variedades de arroz de siembra directa, estabilizadores de nitrógeno, gestión de nutrientes y residuos, productos químicos novedosos hechos a medida para los productores de arroz y tecnologías de ahorro de agua, como la gestión alternativa de humectación y secado (AWD).

Además, el IRRI ha comenzado a mejorar aún más su modelo ecofisiológico ORYZA, para incluir nuevos algoritmos de cálculo para estimar las emisiones de GEI, para su aplicación al proyecto. BASF utilizará su herramienta AgBalance™ para estimar la intensidad de las emisiones de GEI y trabajará con el IRRI en pruebas de campo de sus productos para obtener datos agronómicos y de GEI de alta calidad.

Tanto BASF como IRRI tienen como objetivo seguir desarrollando y aplicando modelos para mejorar la comprensión científica para la mitigación del cambio climático y las opciones de adaptación para el arroz en Filipinas y otras áreas productoras de arroz en Asia. En última instancia, tanto BASF como IRRI tienen como objetivo ayudar a los agricultores que cultivan arroz a descarbonizar sus sistemas de producción.

"Para lograr los grandes avances necesarios para reducir las emisiones de carbono en la agricultura, debemos evaluar cómo se pueden combinar nuevas tecnologías y herramientas para lograr más prácticas agrícolas climáticamente inteligentes", explica Marko Grozdanovic, Senior Vice President Global Marketing de BASF Agricultural Solutions. "Nos asociamos con el IRRI para aprovechar todo el potencial de su experiencia en arroz, ya que este cultivo tiene un importante potencial de ahorro de carbono".

"Esta colaboración presenta inmensas oportunidades para que las reducciones de metano y otras reducciones de GEI de manera que creen valor para los agricultores y ayuden a mejorar la producción de arroz en Asia, y en Filipinas en particular", afirma Bas Bouman, director de investigación y jefe del Departamento de Impacto Sostenible del IRRI.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables y en el Caso Práctico de BASF en el Anuario Corresponsables 2023