Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humano y ONU Mujeres urge que se proteja, respete y reconozca la labor de defensoras y defensores de derechos humanos | Corresponsables.com Colombia
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humano y ONU Mujeres urge que se proteja, respete y reconozca la labor de defensoras y defensores de derechos humanos

Se condena el ataque con armas de fuego y granadas en contra de más de 20 defensoras y defensores de derechos humanos de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca -ACONC-; de la Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca -ASOM-; y del Proceso de Comunidades del Negras -PCN-; perpetrado el 4 de mayo

07-05-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Las Oficinas de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y de ONU Mujeres en Colombia expresa su profunda preocupación por el atentado en contra de defensoras y defensores de derechos humanos en Cauca y, al mismo tiempo, urge que se respete su derecho a defender derechos humanos, y a participar en las decisiones políticas y económicas del país, sin temor a recibir señalamientos públicos, amenazas y ataques contra sus vidas.
En el atentado perpetrado el fin de semana se encontraban varias defensoras de derechos humanos, entre ellas Francia Márquez y Clemencia Caraballí en actividades de liderazgo comunitario. La violencia en contra de las mujeres en cualquier espacio de la vida pública o política es inaceptable.

La resolución sobre Protección de las Defensoras de los Derechos Humanos y las Personas Defensoras de los Derechos de la Mujer, adoptada en diciembre de 2013 por la Asamblea General de la ONU, reconoce el trabajo de las mujeres para hacer realidad los derechos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En ese marco, Colombia ha desplegado esfuerzos normativos y de política pública donde se destaca el Programa Integral para Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos; sin embargo, a pesar de estos avances, la situación para las lideresas y defensoras de los derechos humanos en Colombia continúa siendo preocupante.

También en el ataque se encontraban defensores de derechos humanos como Víctor Hugo Moreno, quien recibió hoy una amenaza en contra de las y los integrantes de la ACONC y de PCN, haciendo referencia al atentado del fin de semana y a su liderazgo en la Minga.

Las y los defensores de derechos humanos que sufrieron el ataque el pasado fin de semana preparaban su participación en la reunión con el Gobierno Nacional que se llevará a cabo el 8 de mayo, según lo acordado en la Minga.

Exhortamos al Estado Colombiano a que investigue, juzgue y sancione a los responsables materiales e intelectuales de los ataques a defensoras y defensores de derechos humanos en el Cauca. En particular, urgimos a que en el caso de las defensoras de derechos humanos se dé la investigación con la debida diligencia de conformidad a lo consagrado por la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer Belén do Pará, al igual que las recomendaciones de la Convención sobre la Eliminación de Toda las Forma de Discriminación contra las Mujeres, CEDAW.

De igual forma, la comisión urge a que el Gobierno concerte e implemente con ACONC, ASOM y PCN medidas de protección eficaces con enfoque étnico y de género, para prevenir ataques y crear entornos protectores, que garanticen la vida y la cultura de estos pueblos.

Además es necesario detener todo tipo de violencias contra las lideresas y defensoras de derechos humanos en el país. Es urgente fortalecer la aplicación efectiva de las leyes y mecanismos que protejan a las lideresas y defensoras en Colombia. La incansable e importante labor de las defensoras de los derechos humanos ejerciendo ciudadanía para la construcción de sociedades más democráticas y justas son prioridades para ONU Mujeres y la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Ambas organizaciones exoresan su solidaridad con las personas afectadas, sus familias y sus entidades. Reiteran además su firme compromiso con las comunidades, con las organizaciones de defensa de los derechos humanos y con el Estado Colombiano para que este garantice la protección integral de defensores y defensoras de derechos humanos y consolide la paz y el desarrollo sostenible en Colombia.