Metro Cali implementa innovador proyecto que apoya a vendedores ambulantes | Corresponsables.com Colombia
ISO 26000:
 Gobernanza,  Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector,  Administraciones y Empresas Públicas
Sectores:
 Transporte y Logística

Metro Cali implementa innovador proyecto que apoya a vendedores ambulantes

El Programa Piloto de Fortalecimiento Social y Empresarial para los Vendedores Ambulantes en el Sistema Integrado de Transporte Masivo busca mejorar las experiencias de viaje de los usuarios y apoyar las capacidades emprendedoras de los vendedores ambulantes.

16-07-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



El programa de Fortalecimiento Social y Empresarial de Vendedores Ambulantes en el Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cali (o simplemente “MIO”, que es como se le conoce al Sistema), que es liderado por la Empresa Pública Metro Cali, tiene como objetivos principales mejorar la calidad del servicio y la experiencia de los usuarios dentro del Sistema, y al mismo tiempo brindar oportunidades a los vendedores ambulantes a través de la aplicación de un modelo de intervención regulatorio.

De esta forma, el programa está orientado a disminuir el impacto generado por las ventas informales durante los recorridos de los buses (el MIO emplea un modelo de buses tipo BRT) y mejorar las condiciones socio económicas de los vendedores.

“Este piloto arranca con 583 vendedores ambulantes que pasaron por una ruta de regulación que se diseñó cumpliendo los mandatos de la Corte Constitucional, camino en el que se comprometieron los vendedores a acatar en todo momento un reglamento establecido por Metro Cali y, por supuesto, el Código Nacional de Policía”, explicó Nicolás Orejuela, presidente de Metro Cali.

“Y no se trata solo de imponer reglas, (...) este programa abre la puerta para que estas personas accedan a una amplia oferta de servicios institucionales que brindan las diferentes dependencias de la Alcaldía con el objetivo de que puedan surgir como emprendedores o pequeños empresarios y salgan de la informalidad, liberando el espacio público del MIO”, agregó el funcionario.

La estrategia de Metro Cali para atender esta situación, que afecta a muchas ciudades, fue abordar al vendedor ambulante desde una perspectiva resiliente, social y empresarial mediante la promoción de elementos de formalidad, dignidad y seguridad social que beneficia a los participantes del programa.

Igualmente, la implementación del programa surge como oportunidad para armonizar la coexistencia y goce de los derechos de todos los ciudadanos, pues hasta el momento ha existido conflicto entre el derecho al trabajo (para los vendedores ambulantes) y el derecho al disfrute colectivo del espacio público (para los usuarios del Sistema).

El programa piloto arrancó el 30 de mayo de 2018 y tiene una duración de un año, prorrogable de acuerdo con sus dos principales indicadores de éxito: 1. la reducción de vendedores ambulantes del programa que encuentran otra fuente de ingresos fuera del espacio público del MIO y, por ende, 2. la mejora en la satisfacción del usuario del MIO.

El Reglamento de Ingreso, Permanencia y Salida del programa establece un periodo pedagógico o de transición por 30 días para socializar con la comunidad y los usuarios del MIO los requisitos del programa. A partir de la finalización de ese periodo se aplicarán las sanciones a quienes incumplan dicho reglamento.

Organización y beneficios

El proceso de regulación al que ingresaron los vendedores ambulantes registrados y caracterizados socioeconómicamente por Metro Cali con acompañamiento de la Universidad Icesi, en un ejercicio realizado entre octubre y noviembre de 2017, busca brindar oportunidades para que en el mediano plazo estas personas no realicen las ventas en el espacio público y de esta manera se mejore la experiencia de los usuarios del MIO durante sus viajes y recorridos.

Los vendedores integrantes del Programa deben firmar y aceptar un reglamento en el que se obligan a participar de las actividades y programas que se organicen con las diferentes entidades públicas y privadas del orden municipal, departamental y nacional, así como a acatar en todo momento lo definido por el Código de Policía y las reglas establecidas por Metro Cali. Su incumplimiento ocasiona la salida del programa.

El programa condiciona a los vendedores participantes a efectuar el pago de la cotización a seguridad social (aseguramiento en salud y pensión), como un elemento encaminado a generar dignidad y formalidad social que prevea un mejor futuro para sí mismos y sus familias, generando incentivos para realizar actividades fuera del espacio público.

Además de Metro Cali, otras dependencias de la Alcaldía de Cali como las Secretarías de Educación, Salud, Bienestar Social y Desarrollo Económico, se suman a la oferta de servicios y beneficios institucionales, la misma que se fortalece con la participación de entidades nacionales.

Desde la Oficina de Gestión Social de Metro Cali se realizará el seguimiento a la articulación con los programas de la Alcaldía y de las demás entidades aliadas que componen la oferta para la población de vendedores ambulantes.

Los vendedores del programa serán objeto de evaluación a través de una ficha de desempeño trimestral que permite acompañar su proceso de superación de vulnerabilidades y construcción de nuevas oportunidades.

“Quiero hacer un reconocimiento a los vendedores ambulantes por su compromiso, entrega y aportes para la estructuración de este programa, y decirles a los usuarios del MIO que los beneficios de este proyecto no los veremos de un día para otro, sino que se irán dando gradualmente. Esperamos que este piloto sea beneficioso tanto para quienes usan el sistema como para los vendedores ambulantes”, concluyó el presidente de Metro Cali, Nicolás Orejuela.

Este proyecto piloto es fundamental para el desarrollo de la resiliencia de Cali y está enmarcado en una de las cinco (5) líneas de la Estrategia de Resiliencia “Cali Resiliente, una Ciudad de Oportunidades para el Progreso”.