Más de un centenar de países no hace lo suficiente para reducir la desigualdad | Corresponsables.com Colombia

Más de un centenar de países no hace lo suficiente para reducir la desigualdad

El Banco Mundial estima que en 2030 cerca de 500 millones de personas seguirán viviendo en condiciones de pobreza extrema

27-07-2017

No hacer frente a esta desigualdad mundial pone en peligro el progreso social y económico pero también la lucha contra la pobreza y, consecuentemente, muchos de los 17 ODS aprobados por 193 países en septiembre de 2015.

Desde Oxfam son claros y aseguran que, según los datos actuales, “no será posible erradicar la pobreza extrema mientras los Gobiernos no aborden la desigualdad y reviertan las últimas tendencias”. De hecho, de no hacerlo, el Banco Mundial estima que en 2030 cerca de 500 millones de personas seguirán viviendo en condiciones de pobreza extrema.

Oxfam y DFI consideran que la crisis de desigualdad no es inevitable y que los Gobiernos tienen el poder necesario para hacerle frente. Los datos del Índice de Compromiso con la Reducción de la Desigualdad (Índice CRI) que es posible  invertir la tendencia de creciente desigualdad mediante la adopción de medidas para reducirla.
Los Gobiernos y la lucha contra la desigualdad
.

El Índice CRI, que clasifica a 152 Gobiernos de todo el mundo en base a su compromiso con la reducción de la desigualdad, se centra en políticas que reducen la desigualdad. Así, mide los esfuerzos tres áreas: el gasto social, la política tributaria y el empleo. Tras el análisis, Oxfam  y DFI concluyen que todos los países podrían hacer más, incluso los que encabezan el índice. De hecho, el índice constata que ningún país lo está haciendo especialmente bien, e incluso aquellos que mejor puntúan tienen margen de mejora. En total, 112 de los 152 países incluidos en el índice hacen menos de la mitad de lo que podrían para reducir la desigualdad.

Suecia encabeza el Índice CRI, con la máxima puntuación. El país nórdico cuenta con algunas de las políticas de gasto más progresivas del mundo. Además sus políticas de empleo y su protección de las mujeres en el espacio laboral es la mejor del mundo, según señalan los autores del informe. Mientras, la última posición del ranking la ocupa Nigeria, un país cuyo gasto social es, según se destaca en el informe, “vergonzosamente bajo, lo que se traduce en unos resultados lamentables para sus habitantes”.  Más de 10 millones de niños y niñas en Nigeria no están escolarizados y uno de cada diez menores no llega a su quinto cumpleaños. Todo ello a pesar de que la recaudación de los impuestos al petróleo en Nigeria es elevada, por lo que el país tiene un enorme potencial para recaudar mucho más.

En el caso de Latinoamérica, en los últimos 15 años, la región ha resistido la tendencia general y ha logrado reducir la desigualdad. Aunque hay, claro está, algunas excepciones, los Gobiernos de Uruguay, Bolivia y Argentina, entre otros, han adoptado fuertes medidas para hacer frente a la desigualdad, sobre todo mediante un aumento de la recaudación pública y del gasto social y, en algunos países, aumentando el salario mínimo.

 

Comentarios