"La responsabilidad de las empresas va más allá de la creación de valor económico" | Corresponsables.com Colombia

"La responsabilidad de las empresas va más allá de la creación de valor económico"

02-06-2017
Djalma Teixeira De Lima Filho, CEO Grupo Riopaila Castilla

¿Cuáles son los pilares de la estrategia de sostenibilidad que históricamente ha llevado a cabo Riopaila Castilla?

Desde sus orígenes en 1918, cuando fue creada por Don Hernando Caicedo, la empresa incorporó en su ADN el respeto por los entornos social y ambiental y sobre esos cimientos basó su desarrollo empresarial, aun cuando no se hablaba en el mundo de los negocios de estos temas.

Hoy Riopaila Castilla es un grupo empresarial agroindustrial, que le ha apostado a la sostenibilidad ambiental, social y económica, con un modelo de negocio basado en la diversificación y especialización en diferentes negocios alrededor del agro y de la industrialización de sus productos.  La diversificación de sus negocios y de su localización geográfica, que se traducen en una diversificación de sus riesgos, en mayor potencial de crecimiento y en una mejora de la rentabilidad, son factores que le apuntan directamente a la sostenibilidad de la organización.

Así mismo, el Grupo contribuye a la sostenibilidad del país, ya que aporta a su seguridad alimentaria y energética, mediante la producción de azúcar en dos plantas con capacidad de producción de hasta 570.000 toneladas al año. Es también una empresa productora de bioenergía que contribuye no sólo al desarrollo de Colombia sino al cuidado del medio ambiente. Cuenta con una destilería de alcohol carburante con capacidad de producción diaria  superior a los  400 mil litros de etanol y de aproximadamente 120 millones de litros anuales, y, una planta cogeneradora de energía eléctrica limpia con una capacidad de 36 MW,  la cual genera aproximadamente 235 (GWh) gigavatios de energía al año, que es la capacidad requerida para suministrar energía a una ciudad de 400 mil habitantes, y que le permite autoabastecerse de energía en 16.6 MW, así como suministrar energía a terceros aportando a la matriz energética nacional.

Por otra parte, el Grupo le apuesta al desarrollo sostenible de la Altillanura Colombiana considerada por expertos como la despensa alimentaria nacional. Desde 2010 ha hecho importantes inversiones en agricultura de precisión, investigación y tecnología. En el Vichada la operación está enfocada en el cultivo forestal de Acacia y en el cultivo de palma de aceite con2.027 hectáreas sembradas y con planes para llegar a las 10 mil hectáreas, al tiempo que se planea sembrar 20.000 hectáreas en granos. Este año se inició la construcción de la planta extractora de aceite de palma que entrará en operación a finales de 2017 y tendrá una capacidad de procesamiento de 10 toneladas de fruta fresca por hora, con lo que se busca aportar al desarrollo y la generación de empleo en el municipio de Santa Rosalía.

¿Por qué es tan importante para Riopaila Castilla el desarrollo de su negocio creando valor económico y social?

Riopaila Castilla es una empresa que como pocas puede decir que lleva casi 100 años en el mercado generando desarrollo, apostándole a la agroindustria colombiana, impulsada por el convencimiento de que la historia de los países se construye con personas y empresas que son pioneros, que tienen la energía necesaria para impulsar el desarrollo sostenible de un país.

El compromiso de la organización es buscar mediante inversiones, la generación de empleo formal, ofrecer productos de excelente calidad, contribuir a garantizar la seguridad alimentaria y energética nacional, y en últimas, conseguir el bienestar de los colombianos, el desarrollo sostenible de la agroindustria y del país.

Nosotros somos unos convencidos de que la responsabilidad de las empresas va más allá de la creación de valor económico. Si bien, éste es fundamental para su subsistencia, entendemos que el mismo no se puede lograr sin generar valor social y operar bajo estándares de cuidado ambiental. No se puede ser una empresa sana en un ambiente mal sano.

Nuestra guía de acción es lo que algún día nuestro fundador declaró “no estás aquí sencillamente para ganarte la vida. Estás aquí para que el mundo pueda vivir mejor, con una visión más amplia, con un espíritu más refinado de esperanza y logro. Estás aquí para enriquecer el mundo, y te empobrecerás tú mismo si olvidas el propósito”. Esto hace parte fundamental de los valores de esta organización y actuamos en consecuencia.

¿Cómo ve la situación de la RSE en Colombia?

Considero que en Colombia hay grandes avances en esta materia. Cada vez son más las empresas que incorporan en sus estrategias la sostenibilidad como pilar fundamental. Se ha avanzado tanto, que pronto llegaremos a que esto deje de ser un diferencial para convertirse en una regla general. El sector privado así lo está entendiendo y hay grandes avances en esta materia.

¿Cuáles son las áreas de oportunidad de la RSE en la nación?

La implementación de los Acuerdos de Paz impone nuevos retos para el sector privado que van más allá de la generación de empleo y de oportunidades para los excombatientes. La construcción de paz involucra a todos los actores, y el sector empresarial tiene mucho que aportar.

Desde el sector agroindustrial podemos, por ejemplo, mediante inversiones en zonas apartadas como la altillanura, generar no sólo empleo formal y de calidad, sino crear las condiciones para que se dé la implantación de otro tipo de empresas como proveedores de maquinaria y repuestos, de insumos, fertilizantes y demás, a costos más razonables que sean accesibles para los medianos y pequeños productores. Además, con una producción a gran escala, la comercialización de los productos se vuelve más fácil y menos costosa y de esto también los pequeños se pueden beneficiar. Por último, podemos aportar en la transferencia de tecnología y en la promoción de buenas prácticas para los medianos y pequeños productores.

¿Considera importante difundir las buenas prácticas de las organizaciones?

Claro que sí. Eso hace parte de la responsabilidad de las organizaciones. Hay que dar buen ejemplo, pues eso hace parte de la construcción de país. Compartir las buenas prácticas es una forma de aportar a otros a mejorar su forma de producir, de interactuar con los diferentes grupos de interés y en últimas, de contribuir al desarrollo sostenible del país.

¿Qué novedades en materia socialmente responsable ha preparado su organización para este año?

Este año arrancamos con el lanzamiento e incorporación de un nuevo Código de Ética. El año pasado lo analizamos de forma profunda, y le dimos una nueva mirada a nuestros valores, a la manera cómo nos relacionamos con los diferentes grupos de interés internos y externos, a la forma en que tomamos decisiones de negocio, a la manera en que nuestros comportamientos reflejan nuestro espíritu ético.

Somos unos convencidos de que la ética es en lo que creemos, es lo que motiva nuestras decisiones y nuestro actuar, es lo que define nuestro carácter como empresa y es lo que nos da una identidad única como Grupo Riopaila Castilla.

En Riopaila castilla las acciones van más allá de la simple creación de valor económico. Este año continuamos con el fuerte compromiso de trabajar en el aspecto social, que en primera medida se centra en nuestros trabajadores y en ofrecer empleos formales de calidad que aporten al desarrollo de las regiones en las zonas de influencia.

Nuestra inversión social se centra en la promoción del desarrollo local para lograr un trabajo articulado entre las comunidades, los gobiernos locales y otros sectores de la sociedad. Para lograrlo, nos seguiremos apalancando en nuestra fundación Caicedo González Riopaila Castilla, mediante acciones especialmente enfocadas en temas como la calidad de la educación y la seguridad alimentaria.

Por otro lado, continuamos con el firme compromiso de la promoción del desarrollo de las zonas de influencia a través de la contratación local de proveedores de bienes, obras y servicios. Durante 2016 el 68% de este tipo de proveedores correspondieron a empresas o personas de las zonas en las que desarrolla sus acciones la compañía.

En cuanto a educación, en el 2016 para los municipios de Zarzal y Bolívar, se realizó la construcción de dos Bibliotecas Públicas Municipales como espacios de encuentro  de estudiantes y ciudadanos en materia de lectura, con amplia oferta complementaria cultural y educativa acompañada de importantes colecciones de libros, equipos de cómputo y conectividad a Internet. La cofinanciación para esta construcción está cercana a los COP$1.000 millones aportados por el  Ministerio de Cultura, Embajada de Japón, Presidencia de la República y Alcaldías de estos municipios.

También en lo que tiene que ver con el recurso hídrico y la preservación de la biodiversidad en los ecosistemas presentes en las zonas de operación del Grupo, mantendremos nuestros esfuerzos por implementar medidas para protegerlos.  

El agua es uno de los recursos naturales más valiosos para la agroindustria y por eso estamos comprometidos con su uso responsable. Es así como, mantendremos los procesos de reforestación, conservación de zonas de protección, para garantizar la oferta hídrica de las cuencas de las que se abastecen las comunidades.

De igual manera continuaremos con los planes para reducir el consumo de agua tanto en los procesos industriales, como en los de campo, mediante la implementación de sistemas de recirculación de agua en las fábricas y de la adecuación y reutilización de otras fuentes hídricas, lo que se traduce en una disminución de la demanda de recurso hídrico, es decir un beneficio para el ambiente y las comunidades.  

Por otro lado, seguimos trabajando para la optimización de los sistemas de transporte de agua y en la aplicación de herramientas como el balance hídrico para la programación de sus riesgos, y trata de los vertimientos líquidos para luego de procesarlos entregarlos a los actores competentes con una calidad adecuada que facilite su reutilización o que garantice el menor impacto posible al ambiente.

Adicionalmente, como lo hemos venido haciendo continuaremos identificando alternativas de intervención en proyectos de recuperación de corredores biológicos para aportar en la protección de especies nativas de las zonas de operación, entre otras acciones que incluyen acciones de educación de cuidado ambiental para las poblaciones aledañas a nuestras operaciones.